jueves, 30 de agosto de 2007

LA COBERTURA

Si ya, desde ayer, tengo 78 años, las historias que yo cuento, tienen que ser, necesariamente, del siglo pasado. Así que, si a ti te gustan las novedades, evita leer lo que yo escribo. Aunque hay gente que le gusta leer todo lo relacionado con el descubrimiento de América. Esto es posterior.

Si eres uno de los 128 españoles que quedan aún sin movil, tú te lo pierdes. Porque todos jugamos a lo mismo sin que nadie nos tome por locos

. Antes, cuando una persona iba por la calle hablando sola y haciendo gestos... Malo. Enseguida se pensaba en lo de perder la chaveta. La chaveta es la precursora del Alzheimer.

El hecho de ir hablando por la calle, sin una pizca de temor a airear nuestra intimidad, con una sonrisa, una risa o un morro... lo que sea necesario para dar respuesta a los que nos van diciendo por el movil... En esto consiste el juego.

Ya nadie piensa en el parchís, ni en las tres en raya, ni en la comba, ni en el cinquillo... Al movil que siempre hay uno al otro lado dispuesto a jugar contigo
.
El susodicho, cuanto más pequeño más chulo.

El tamaño cumple dos funciones. Primera: A menor tamaño más caro y más nuevo, con lo cual ya demuestras tu poderío económico

. Segunda: Si es muy chico no se ve entre las manos y puedes disimular que vas hablando. Poco frecuente que quieras disimular. Pero a veces se da el caso

En el caso hipotético en el que fueses a una aldea que no conociesen el movil, la impresión de los aldeanos al verte hablar sin nadie... gesticulando y con una mano puesta en la oreja, es que tienes una otitis. Como es una aldea no dirían otitis, tendrían que decir que se te ha enfriado el gusano del oído.

Lo que voy a contar es auténtico. Lo prometo
.
Puesta en escena. Es negro. Está colgado en la pared y no tiene números, pero tiene manivela
.
Descuelgas y le das marcha
.
Usuario:.- Mary, ponme con la Engracia.

Telefonista.- No está en su casa.

Usuario.-¿Donde está?

Telefonista.-Ha ido con Oscarín al médico de Albacete

Usuario.- ¿Qué le pasa?

Telefonista.- La tripa, creo.

Usuario. Dile que la he llamado. Adiós (Sin ni siquiera decir quien eres, porque te ha conocido por la voz)

Si tú crees que esto es un invento mío, o eres muy joven o no has vivido nunca en un pueblo pequeño. El número de mi primer teléfono era el 4. Y estoy diciendo toda la verdad
.
Después de esto, nos fueron poco a poco llenando de dígitos. Nos andamos en nueve. Y si es para el extranjero, que ahora ocurre con frecuencia (antes nunca) no tienes que acordarte porque necesariamente tienes que tenerlo apuntado.

No te metas en libros de caballerías. Descuelga. Habla poco y cuelga. No les hagas caso a los de almohadilla- asterisco- grabar - guardar- rebobinar. Tú hablas y cuelgas. Sin más. Déjate del “me lo subo, me lo bajo” De esta forma que yo digo, hablar y colgar,el móvil está chupao

El móvil tiene muchos pelendengues. Los parámetros, los registro, los perfiles, las herramientas...

Yo a veces me acuerdo de la Mary.

No hay que apurarse por nada. Para salir del paso, en el momento en el que te sale algo novedoso y no sabes cómo meterle mano, cierra el móvil, pon un poquito, no mucho, cara de enfado y di: No tengo cobertura.

Porque tampoco vas a ir por ahí diciéndole a la gente que aún hay cosas que no entiendes. Y que se rían. No tengo cobertura y punto.

2 comentarios:

Mª Gemma dijo...

No conoci lo que tu cuentas,me refiero a la telefonista o no me acuerdo, los niños entonces no cogiamos el telefono.
Si me acuerdo del telefono negro y grande colgado de la pared.
Entonces cuando sonaba el telefono todos en casa estabamos espectantes a lo que se hablaba, hoy en dia con los moviles, ocurre que suena cada dos por tres, ya sea la empresa que suministra el movil, para hacerte ofertas, como mensajes "la mayoria tontos".
Logicamente de entre todas las llamadas que hacemos o realizamos hay algunas que son importantes.
¿Pero realmente es tan necesario un movil? hay quien dice - si te pones malo llamas a urgencias - yo ahi digo, depende de lo malo que te pongas, si cuando a mi marido le dio el infarto, hubiera estado solo, el movil no habria servido para nada.
Nos hemos vuelto insolidarios con el asunto del movil, antes si en la carretera tenias un percance, averia,etc.. los demas paraban rapidamente a ayudarte, ahora ni paran que para eso esta el movil.
Lo mismo ocurria cuando alguien necesitaba ayuda, una caida, un dejar sentarse en el autobus a personas mayores o embarazadas o impedidas.
Ahora ya no, ahora van los jovenes y no tan jovenes jugando con el movil o escuchando musica con el movil, y ni te ven ni te escuchan.
No hace mucho estando en Bilbao, utilize el autobus, cuando vie montar a una señora mayor, como no habia mas sitios, me levante para dejarle el sitio, y nos quedamos las dos sorprendidas cuando un joven enchufado al movil ocupo el asiento, y no le digas nada que ni te ve ni te escucha.
Luego vas al cardiologo y lo primero que te quita es el movil, que dice que estresa mucho.
Y los niños que utilizan moviles, como dicen los padres es para saber donde se encuentran y lo que hacen. jajajaja
Los padres deberiamos saber donde se encuentran nuestros hijos, siempre hasta una edad, si estan ya en edad de salir, te diran que estan en un sitio y pueden estar en otro.
Antes te encontrabas con la vecina y siempre charlabas, ahora van con el movil pegado a la oreja, y como mucho un hola o un adios.
Con el movil hemos perdido en vez de ganado.
Un saludo

nereida dijo...

Quiero mi móvil, sobre todo en mi ciudad que no paran los taxis. También rechazo los móviles cuando no puedes seguir una conversación con nadie, pues siempre interrumpe ese sonido inoportuno que tiene preferencia ante la más interesante y entretenida charla, incluso intima. Me rio cuando voy por la calle y suena algo como la música en un coche o en una tienda cercana y todas pegamos nuestras orejas al bolso para saber si es que nos llaman jajajajjaj luego meter nuestra cabeza en el bolso para dar con el aparato y cuando lo consigues ¡zassssss! Ya no suena. Un lió de botones…
Un abrazo