jueves, 11 de octubre de 2007

SIBILAS Y SUCEDÁNEOS


Proliferan .En cada momento te encuentras gente dispuesta a decirte lo que te depara el destino.

Se ha convertido en un negocio. No. No se ha convertido, sigue siendo un negocio.

En toda la historia de la humanidad, siempre aparecen estos seres dotados de "gracias especiales" y que les permiten ver el futuro, este futuro que a todos nos inquieta. Y cobran por ello.

Me da lo mismo que tuvieran que llevarles una gallina, una " ofrenda" del tipo que fuese, o que ahora te lo carguen en el recibo de Telefónica. Es la misma cosa. Pagamos por el servicio
.
Yo, cuando me viene a mano, sin un especial interés, leo mi horóscopo. Soy Virgo. Porque nací en Agosto, aclaro.

Virgo está muy bien considerado en los espacios siderales. Somos buena gente. Y muy organizados y muy... No digo más porque soy Virgo y vais a pensar que es auto- coba
.
Lo que dicen los horóscopos es lo que nos pasa a todos cada día. Nuestra ración de suerte y nuestro tropiezo en las ilusiones. El vivir.

Pero ahora ya no es necesario coger el autobús a Delfos, parada en El Cairo, para ver cómo va la cosa del porvenir. Ahora, enchufas la tele y ya tienes a los seres dotados de la "gracia especial" dispuestos a decirte lo que quieres oír
.
No trabajan de motu proprio. Hay que ayudarles un poquito. Tienes que hablar un ratito de lo que te preocupa para que ellos cojan la onda y se encarrilen
.
Lo que dicen, se puede interpretar "exactamente" como blanco y negro. Como bueno y malo. Y ya tú coges lo que más te acomode. ¿Que eres optimista?.. Pues lo bueno. Si eres gafe y amargado, pues sigues igual o un poco más.

Entre estos adivinadores los hay muy buenos. No buenos en la adivinación, por supuesto, sino en la forma de de ir conduciendo al cliente, como un borreguete, a su campo, diciéndole, con otras palabras, lo mismo que están diciendo ellos y sobre todo lo que están deseando oír. Terapia menor.

Tienen la ventaja de que lo que dicen no es determinante y que nadie les va a pedir responsabilidades. Son muy hábiles. Esto tiene su gracia como ejercicio psicológico.

Pero tiene más gracia (para verlos solamente una vez, claro) los que no dan una en el clavo. Los que no aciertan ni una. Los que no se enteran de lo que va el rollo. Porque muchas veces, el cliente no tiene precisamente el don de la palabra y no se aclara y entonces pasa algo así:
-¿Entonces sospechas que tu marido te engaña?- Y la otra.-- No, si yo lo que quiero saber es si me va a salir novio este año..
-- ¿Es tu madre la que está influyendo en ti ?----- Repuesta: Mi madre murió en el 84.
.
La mayoría de las veces diálogos para besugos.

Adivinadores. Tampoco se necesita tanto para montar el tenderete. Hay ciertas cosas imprescindibles

.La apariencia física no debe coincidir con el resto de los mortales .El pelo es muy importante. Un color o un peinado que no se vea mucho por la calle. Verdeo azul está bien. Para que el peinado sea original hay que estudiar mucho. Esto es cierto
Y sobre todo los hatos. Estos si que no se pueden parecer a nada de lo que se ve todos los días.
Lo malo es que cuando ya se han montado en la burra de la extravagancia, es muy difícil apearse (Preguntad a Rappel).
.
Ahora, cuando se les pone a prueba en un programa de televisión las pasan canutas La gente es borde y los acorralan a preguntas, pero ellos salen como Dios les da a entender
.
Habrán puesto en la balanza el mal rato que tiene que pasar, digo yo, y la publicidad que esto les hace .El negocio es el negocio.

Lo más chocante de este tema es que, cuando ya tiene mucha clientela ,sus " gracias especiales" las transmiten a unos empleados que atienden el teléfono y que en algunos casos están apuntados a la S.S. como autónomos. (No siempre.
)
Son agoreros con derecho a jubilación. Seguramente devuelven los "poderes" cuando los despiden.

¡Qué fauna, Señor!

3 comentarios:

Nerim dijo...

Me alegro mucho de ver que tus problemas con el ordenador ya han tocado fin y estás de nuevo publicando tus buenos escritos.
Si, tienes toda la razón del mundo, yo cuando alguien me dice que ha ido a un brujo a que le echen las cartas, se me ponen los pelos como escarpias, yo aunque no creo en esos charlatanes ni en todas esas boberías, de vez en cuando también leo el horoscopo, soy acuario y mi hijo Miguel como tú, virgo, buena gente si señor.
Un beso
Nerim

mia dijo...

Según tú, les salva que no llegan a hacer daño... pero yo no estoy de acuerdo, que mucha, pero muchísima gente se deja mediatizar, o peor aún, manejar por esa gentuza de tres al cuarto...

y deciden por ejemplo "odiar" a la vecina del cuarto, por que les han dicho que les ha echado mal de ojo, y por eso andan como andan desde hace tanto, y de paso, se dejan los dineros en que les quiten el mal de ojo,y ya puestos, encargan "unas velas" negras (también de buen precio)para joder a esa "desgraciada" que les ha jodido tanto...

Y esto, como mal menor, y cosillas de "a medio pelo", pero yo he llegado a conocer algunas situaciones de dejarse mediatizar, que son de espanto, que si uno se empeña en creer lo que le dicen, lo que le hacen... terminan realmente por sufrir esos daños..

Mª Gemma dijo...

Hola Ysabel, cuanto me alegro de poder seguir disfrutando de tus articulos.
Soy Virgo, pero no creo en los brujos, echadores de cartas etc...
y mucho menos en los horoscopos, los que vienen al lado del tiempo, y que no suelen acertar ni una.
Es terrible que aprovechen las situaciones de cada uno para aprovecharse y sacarles el dinero.
Un abrazo