sábado, 10 de noviembre de 2007

EL AUTO-VETO


Parece a primera vista el anuncio de un pequeño coche italiano.

Cuando me decidí a escribir para llenar ese tiempo que queda después de la jubilación... y que si no fuera porque nos duele todo, tiene mucho de positivo, me puse un veto.
Es bueno por supuesto, si se sabe llenar las horas en algo que te guste. .Para mí, lectura, cine, póquer , canasta y escribir

Me decidí a escribir, sabiendo que había tres temas en los que no entraría de ninguna manera. A los que les puse yo misma el veto. Temas que se prestan a confrontaciones innecesarias. Temas que pueden herir a las personas que no están de acuerdo en lo que expones y en los que puedes crearte antipatías y yo no estoy por la labor de crearme antipatias.

Lo último que cualquier persona necesita es tener a gente a la que le caes mal y yo estoy entre ellas
.
Los temas auto vetados son: Religión, Política y Sexo
.
Y fíjese usted por donde los tres temas, los tres, se ponen en la actualidad echando chispas y se convierten en tres pozos de opinión de los que yo podría llenar páginas y páginas
.
Porque de los tres tengo opinión, por supuesto, y mil razones para apoyar mi razón. Que no es única ni irrebatible y que más que razón tendríamos que llamarle punto de vista. Amplio punto de vista porque para mí una discusión sin acritud me gusta más que a un tonto un lápiz. (Advertencia, no con todo el mundo. Hay personas con las que paso de discutir)
.
Me voy a levantar una pizca el veto. Solo un poquito. Procurando, eso sí, dejar intacto el auto veto.

La Religión: Me merece un gran respeto. Hablar de creencias dispares es ofender a una de las partes. Lastimas los sentimientos más íntimos de las personas. Y eso no se puede hacer.

Igual respeto me merecen los creyentes que los ateos. Los idealistas, los practicantes, los beatos, los agnósticos, los resentidos, los rebotados y por supuesto todas las religiones habidas y por haber. Esto lo aprendí de mi padre, entre otras cosas buenas.

La Política: Si todos los partidos tienden a lo mismo... Si el bien común y la justicia son prioritarios en todas las doctrinas y en los programas que presentan...¿por qué tantos enfrentamientos?

Pero como estoy vetada no entro a analizar

¿Puedo, sin saltarme el veto, decir una cosilla más? La meta de la política es el bien común la meta de la religión el llegar a Dios... Entonces... Veto. Veto. Veto

Tercer punto: El Sexo. Uno de los inventos más importantes de este siglo ¡Lástima que no pueda opinar!.

Cuando lo puse entre los prohibidos no fue por pudor. Fue por ignorancia.

¡Cómo iba yo a saber de este tema si acaba de descubrirse1 Y está teniendo éxito porque lo usan para todo. El otro día lo vi en un anuncio de papillas para bebés. La verdad es que venía al pelo. Yo no lo entendí, pero ya os hablo de mi ignorancia

Y no lo puse entre los vetados por pudor, porque esta palabra ha desaparecido de todos los diccionarios... Si no recuerdo mal era algo así como un sentimiento de vergüenza por mostrar tus relaciones íntimas en público. De ahí la frase de " secretos de alcoba" De no mostrar las intimidades de tu cuerpo y zarandajas de estas que no tienen ningún sentido en la actualidad ¿O si?

¿Sabéis que os digo? Que he faltado un poquito a mi "auto veto" pero reconoceréis conmigo que hay cosas que le hacen hablar a un muerto. Y yo aún no estoy muerta.

Hay una cosa más, abundando en esto, traído de la sabiduría popular y que me permitiría, dado el caso, a cambiar de opinión es aquello de "Yo soy como Juan Palomo. Yo me lo guiso y yo me lo como"

1 comentario:

La Filistea dijo...

Jajaa que risa con eso de que: de no esto no hablo porque estoy vetada.

Buenísima puntada Ysabel!.