miércoles, 12 de septiembre de 2007

LO VEO CARO


¡Qué queréis que os diga! 555.000 dólares es mucho dinero .Primero tendría que ver la cotización del dólar, pasarlo a euros y estos a pesetas que es con lo que yo me aclaro.


Como no puedo acceder fácilmente a cotizaciones y estas además fluctúan de un día a otro. me quedo con esto. Es muchísimo dinero, Es muy caro

Esta cantidad ingente de dinero, ( ingente no quiere decir americano, quiere decir muchísimo ) es lo que tuvo que pagar la cadena televisiva CBS, como multa, por haber permitido el escándalo pectoral de Janet Jackson. Y que hoy, en los medios, es noticia de nuevo, porque se inicia un juicio recurriendo esta multa.

Si no habéis leído los periódicos, pensareis que me lo estoy inventando. Esto es real. Auténtico pero inconcebible.

El concepto de la moral americana se escapa de mis entendederas.

¿Cuánto va a tener que pagar la soldado que tenía un iraquí desnudo atado con una cuerda al cuello? ¿A cómo se cotizan las imágenes denigrantes de hombres negros pateados por la policía? ¿Les regruñen bastante?¿ Les obligan a decir que no lo van hacer más ¿ Pagan ¿ ¿Cuánto?

Cada uno es cada uno. Tampoco somos quien para criticar como los americanos “limpian” su televisión .A nuestra televisión no habría dinero bastante para pagar su limpieza.

Y vamos con nuestra limpieza.

Se rumorea que se quiere poner freno a tantos programas inmundos. ¿Pero quien le pone el cascabel al gato?

Si queremos ser liberales este es el riesgo. Si queremos respetar el derecho a la libre expresión… Ahí la tenemos.

Pero es que esa libertad, esa mal usada libertad está atacando a los legítimos derechos de muchísimas personas.

Habría que buscar la fórmula con la que, unos y otros, quedaran con sus derechos a salvo.
..
No os lo vais a creer pero a mi se me ha ocurrido una solución

.Pensando, pensando, porque la cosa es para pensar, me dije: ¡Tate! Puede ser que dijera Eureka porque hace unos días y no me acuerdo bien.

Es igual ¿Qué cual? Ya estáis impacientes, la mayoría de españoles, asqueados y avergonzados de estos programas.

¿Qué cual es el método? Ya lo digo

. Una nueva ley en la que, previo papeleo y firmas, se puedan acoger las personas machacadas por los medios.

Vas y firmas. Incluso te ponen unos sellos y queda garantizado que a ti no se te puede filmar, ni preguntar, ni nombrar en ningún medio. Porque te ampara la ley del 14 -09 -07 número 7,228 – barra 2.

Lógicamente, las fechas y el número de la ley los he puesto a ojo, a modo de ejemplo
.
La barra nunca me he enterado para qué la ponen. Puede que sea barra de contención.

Así si te citan, o se ponen a la puerta de tu casa a esperarte y te agobian, tú les dices: Soy usuario del 7.228 – barra 2 y salen disparados como flechas.

Verdaderamente esto es solo una idea que habría que desarrollar, que tendría que ser estudiada a fondo, e incluso modificar en parte.

Que se tendrán que reunir los Magistrados del Tribunal Supremo para darle forma y que, seguramente, querrán consultar conmigo ya que soy “la madre del cordero” o sea, que he tenido la primigenia idea.

Estoy a su disposición. Mi dirección de correo electrónico lo tiene la Presidencia de Castilla la Mancha, la cual ha recibido órdenes mías para que puedan darla, únicamente, al Tribunal de Orden Público (TOP) , al Tribunal Supremo o al Ministro de Justicia.

Una cosita añadida. Si tengo que ir a Madrid, porque es más cómodo, que no todos se desplacen aquí, yo por ahora estoy con un ataque de reuma, unido a mi permanente dolor de rodillas y que me tienen fastidiada, pero como esto es circunstancial… Reitero. Estoy a su disposición.

2 comentarios:

Nerim dijo...

A mi me parece una idea estupenda y muy práctica.
Es una verguenza los programas que pasan en la tele, más que una verguenza es de juzgado de guardia.
Un fuerte abrazo
Nerim

Isabel Romana dijo...

Me gusta tu sentido del humor. El tema de los programas basura no es más que el reflejo del capitalismo salvaje que nos invadió hace ya algunos años. ¿Te acuerdas de cómo nos comieron el coco jurando que la televisión privada garantizaría no sólo la pluralidad (¡ja!) sino también una mejora sustancial de los programas, por razón de la competencia. Y nosotros nos tragamos el anzuelo... En fin, bienvenida tu iniciativa para poner freno a esos abusos. Ahora bien, mucho me temo que la ley terminara por decaer a falta de famosos dispuestos a ampararse en ella. Como se decía antes: que se hable de mí, aunque sea para bién. Saludos cordiales.