domingo, 2 de septiembre de 2007

REPORTEROS / AS


Como nos gusta enterarnos de lo que pasa a nuestro alrededor, como queremos formar parte del mundo que vivimos, conociendo, sabiendo, opinando, tomando partido ( aunque solo sea a nivel de sentirnos integrados) necesitamos alguien que nos informe del acontecer diario. Que nos ponga al día.

Las noticias hay que ir a buscarlas donde se producen, recabarlas para luego dárselas a los distribuidores. Prensa. Radio. TV... En fin, a los que estamos hartos de nombrar cada día. Esas palabras tan actuales, tan de moda "Los medios" " El poder mediático" "El cuarto poder"
.
Pero estos señores que reciben las noticias, son los amos de las mismas. Son los que las manipulan, las maquillan, las exhiben o las ocultan, según convenga..

Pero hoy me estoy refiriendo a esos otros: Los peones. Los reporteros.

Hay unos corresponsales de guerra que merecen todos mis respetos. Toda mi admiración y agradecimiento.

Hay unos magníficos reporteros de grandes acontecimientos. Actos culturales, deportivos. De grandes catástrofes. terriblemente impactantes. De actos políticos Bueno. Políticos, a veces nos dan un poquito de risa. Una poquita risa.

A estos profesionales de la información yo los admiro. Creo que hacen una labor extraordinaria. Realizan unos trabajos que permiten, que la gente de a pié, conozcamos mejor el mundo en que vivimos
.
Creo que no hubiera hecho falta aclarar a quien me estoy refiriendo... Pero por se las moscas...

Me estoy refiriendo a esos jovencitos y mayormente jovencitas que corren como ardillas detrás de una pseudo noticia y que cuando alcanzan su objetivo y, metiéndole la alcachofa por la boca, lo único que se les ocurre preguntar es: "¿Has sentido mucho la muerte de tu padre?" ¿Como estás después del entierro?.

Aunque, pensándolo bien y tal y como están los ambientes familiares de la mayoría de los entrevistados, puede que sea una pregunta razonable. Ve tú a saber
.
La carrera de periodismo, yo solo la conozco de oídas, debe ser una carrera que abarca un gran número de conocimientos.

Me imagino que tiene que saber donde está Pernambuco, quien era Ben Gurión o que es un tótem o cosas parecidas a estas que no sabe nadie. En fin lo que se llama tener cultura
.
No deben decir palabras con un significado cambiado, porque desconciertan a los oyentes o lectores

. El primer día de clase ya les dirían que, en un reportero, cualquier dislate se nota mucho más que en la gente que somos corrientes. (Al llegar a su casa todos mirarían en el diccionario "dislate" y una cosa más que saben)

Decir en la misma frase, que había muchísima gente y una gran multitud, ambas a dos, es lo que los de mi pueblo decimos "albarda sobre albarda"

Y así cositas de estas con las que hay que tener cuidado.

La vida de estos jóvenes reporteros, consiste en ir corriendo detrás de quién o qué produce la noticia. Generalmente quién.

Van armados de unos artilugios increíbles que acercan, alejan, agrandan y achican. Pueden meterse entre verjas y setos y entran, como ladrones, robando privacidad e intimidad..

Van armados de una paciencia a prueba de horas. Van armados de la ilusión de pescar el gran notición que les permita subir en su escala profesional
.
Yo creo que es un trabajo duro .Al menos un trabajo antipático
.
Tengo sobre estos reporteros, un sentimiento encontrado. Por un lado me dan tristeza y simpatía. Por otro me irritan enormemente

. No se puede estudiar una carrera para, en un momento determinado, preguntar: ¿Estás contenta de haber tenido tu primer hijo? ¿Piensas tener más?

Y le hacen esta pregunta a una señora que, está haciendo esfuerzos en poner cara de guapa para la foto, pero que está deseando llegar a casa porque le tiran los puntos de la cesárea y está hecha la puñeta.

Pero aún, con respuesta amable y extensa ,sigue sin ser noticia

· Las preguntas que hacen estos jovencitos, aprendices de periodistas son, a mi entender, lamentables. Y está ese otro que, resoplando, porque corre detrás del famoso, que no quiere ni verlo, formula una pregunta tan larga y en la que va incluida toda la respuesta que, si el asaltado se parase a contestar solamente tendría que decir.
· SI
Estudie usted una carrera para eso. Yo lo veo un desperdicio. y tú.¿Cómo lo ve?

2 comentarios:

Bettina dijo...

Estoy de acuerdo con que es un desperdicio haberse quemado las pestañas durante años para acabar con una alcachofa en la mano. Pero también es verdad que tal vez sea la única oportunidad de llegar a conseguir un huequito en la profesión. Creo que las preguntas idiotas que hacen son debido a lo idiota de la situación. Qué le vas a pregunatr al familiar de alguien que murió? Mi respuesta sería, nada. Pero los dueños de las noticias son quienes quieren que los reporteros les hagan hablar a toda costa.
Muchas veces me pregunto qué harían si los pregunatdos respondieran: Me siento genial, no veía las horas de que se muriera.
Cierta vez le pregunatron a Marta Sanchez (embarazada de 8 meses) cuáles eran sus planes. Contestó: "Parir".
Y la pusieron a "parir" en todos los programas porque consideraron "borde" su respuesta.
En fin, es lo que hay. O lo miras o lo dejas, pero es así.
A propósito, has visto la entrevista que le hicieron ( o se hizo el mismo) a García , en la Noria el sábado?

nara dijo...

Acabo de descubrir tu blog es genial(lo añadiré a favoritos)tienes mucha razón no sé si me da más pena o verguenza ajena.
Ví la entrevista a Garcia, queria despacharse a gusto y lo hizo, habia mucho de verdad en lo que dijo,pero.....en fin es lo que hay.

un beso, seguré pasando por tu casa.